Imprimir esta página

III Concurso de Otoño preparatorio de la Olimpiada Matemática Española. Destacado

El pasado 6 de noviembre los estudiantes de 2º de Bachillerato de nuestro Centro, Silvestre Barroso Ramos, David González Sánchez, Pablo Hormigo Jiménez, Elena Segura Picón y Luis Soler García participaron en la tercera edición del Concurso de Otoño, preparatorio para la Olimpiada Matemática Española.

Nadie mejor que ellos para que nos cuenten cómo les fue:

 

El sábado, 6 de noviembre, se celebró el III Concurso de Otoño organizado por la Real Sociedad Matemática Española, la Universidad de Málaga y la Sociedad Andaluza de Educación Matemática Thales.

Un grupo de 5 estudiantes de 2º de bachillerato de nuestro instituto decidimos presentarnos para ver qué éramos capaces de hacer.

Una vez en la Escuela de Ingenierías Industriales de la UMA comenzó la prueba. Se trataba de una relación de 20 problemas con opción múltiple para resolver en un máximo de dos horas.

Salimos contentos; aunque no pudimos contestar a todas las preguntas, sabíamos que la prueba estaba pensada para que no diese tiempo a todo.

Tuvimos un descanso donde pudimos despejarnos y comer algo antes de recibir una charla impartida por Manuel Ojeda titulada “Unas píldoras de teoremagia”. Fue bastante interesante poder ver las matemáticas que se esconden tras los trucos de grandes magos de la historia.

Mientras que eso tenía lugar, los correctores tuvieron tiempo para descubrir quiénes serían los 30 participantes con mayor puntuación de la prueba. Así pues, seguidamente de la charla comenzó la entrega de premios.

Primero, todos los participantes recibimos un diploma conmemorativo a modo de agradecimiento por nuestra participación. Después de ello llegó el momento más esperado: la organización se disponía a nombrar a los 30 afortunados.

Estuvimos esperando hasta que, tras muchos chicos y chicas que salían a recibir su premio, escuchamos uno que nos era familiar: ¡David estaba entre los premiados!

Fue una gran alegría escuchar que alguno de nosotros recibiera el premio y estábamos más que satisfechos por su logro.

Sin embargo, cuando menos nos lo esperábamos, el nombre de nuestro instituto volvió a sonar por los altavoces: ¡Luis había quedado en cuarta posición!

La sorpresa fue más que evidente. ¿Quién nos lo iba a decir a nosotros, que casi la mitad del grupo iba a estar entre los primeros de toda la provincia? Sinceramente fue un chute de energía poder ver cómo ambos subían al escenario a por su premio.

Y así, con nuestros diplomas bajo el brazo y una gran sonrisa en la cara, salimos de la Escuela de Ingenierías Industriales más que orgullosos de nuestro trabajo y con una experiencia más que contar.

(Algunas fotos del día https://photos.app.goo.gl/G9bGwpq66eiVZjh1A)